Hospital Vithas Nuestra Señora de América

Villancicos solidarios

No solo cuando llega la navidad es momento de darse a los demás, pero parece que esta etapa del año nos anima a estar más dispuestos a ayudar.  Así, con las ganas que teníamos y el propósito de que nadie estuviera solo, y con una guitarra, un par de panderetas y unas voces muy poco entrenadas, fuimos al Hospital Vithas Nuestra Señora de América a repartir un poco de alegría. Entrando en cada habitación nos encontramos con pacientes de todo tipo que tenían en común una sonrisa de oreja a oreja, y que claramente se sabían todos los villancicos. Incluso al caminar por los pasillos se asomaba alguna cabecita curiosa para ver qué era todo ese jaleo que rompía aquella mañana el silencio del hospital, y siempre acababan abriéndonos las puertas de sus habitaciones para pasar un ratito acompañados.

Fue un día emocionante, no solo para los enfermos sino también para los voluntarios que participamos en aquella actividad. Una mañana en la que pudimos vivir realmente la esencia de la navidad, en la que pudimos compartir nuestra alegría y nuestro tiempo con otras personas que lo necesitaban. Muchas gracias al personal del hospital por dejarnos colaborar con nuestro pequeño granito de arena, y a los voluntarios por regalar esa mañana para transformarla en la mejor navidad posible.